domingo, 6 de abril de 2014

Benissa, paseo por la Edad Media.

Benissa tiene uno de los términos municipales más extensos de la marina alta, pero hoy solo tengo tiempo de pasear por el casco antiguo, por su centro histórico que te transporta a la Edad Media y al Renacimiento.

Es un municipio y ciudad de la Comunidad Valenciana. Situado en el noreste de la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Alta.

Aunque hay restos materiales de las culturas íbera o romana es la
cultura musulmana la que fija su núcleo urbano actual así como su toponimia, Banu-Issa.

Me ha llamado la atención la limpieza de sus calles así como la tranquilidad que se respira al menos en esta época del año, la amabilidad de sus gentes que hablan el valenciano de la montaña, que tanto me recuerda mis días en Alcoy.


Formó parte, junto con Altea, Calpe y Teulada, de un señorío, uno de cuyos señores fue Roger de Lauria. A lo largo de los siglos XV y XVI sufrió numerosos ataques de los piratas berberiscos. La población continuó siendo mayoritariamente musulmana, aunque muy repartida por el campo, mientras que la población cristiana se asentaba principalmente en el casco urbano. Por lo tanto, a la expulsión de los moriscos efectuada en 1609 se siguió una repoblación con gentes procedientes de los Pirineos, Cataluña y Aragón, quienes procedieron al amurallamiento del pueblo, quedando en Benissa un rico legado monumental. Un paisaje lleno de contrastes, una atmósfera llena de historia. Pasear por el centro histórico de Benissa, perfectamente conservado es descubrir un museo a tamaño real. Callejuelas empedradas, muros centenarios y casas señoriales que nos trasladan al Medioevo.



La Lonja: Es el monumento más antiguo del municipio. Data del S. XV. En la actualidad alberga el Museo Etnológico además de todo tipo de  exposiciones itinerantes de alto valor artístico y cultural. Cuenta con un marcado carácter medieval compuesto de tres cuerpos con una arcada de sillería de tres ojos en su planta inferior. Antiguamente en el piso superior se encontraba el Consejo Municipal y la parte inferior estaba dedicada a transacciones comerciales. 


Casa cultura: Palacio de los Torres-Orduña que actualmente alberga la Biblioteca, Salas de Exposiciones, Aulas y Salón de Actos para la celebración de diversos actos y eventos


Sede universitaria de la Universidad de Alicante: Casas solariegas y palacetes del S. XVIII que actualmente conforman, en su conjunto, un importante centro educativo, dependiente de la Universidad de Alicante, con una amplia oferta formativa.


Casa de la Juventud: Fue un edificio de carácter comercial. En los bajos se celebraba el mercado semanal. La casa consistorial estuvo en el Casal hasta que se trasladó al actual edificio. Actualmente este edificio alberga la oficina de información Juvenil y una Sala de Exposiciones y aulas.


Iglesia de la Purísima Concepción: De estilo neogótico. Se conoce también como la Catedral de la Marina debido a la magnitud de sus dimensiones. Acabó su construcción en el año 1929.




En mi paseo observo que las calles están engalanadas con luces de fiesta y pregunto a uno de sus vecinos el cual amablemente me refiere que  las fiestas patronales en honor a la Purísima Xiqueta se celebraran el cuarto domingo de abril con una duración de  10 días. Donde  se puede asistir a  conciertos gratuitos,  actos taurinos y la  subida y bajada de la virgen, antes y después de la procesión.

Así mismo me informa de otras fiestas muy importantes para los beniseros las de Moros y cristianos, que se celebran en honor a San Pedro, el fin de semana más cercano al 29 de junio.

Casa de Juan Vives: Cuenta una anécdota que los dueños hospedaron a dos peregrinos que, al dejar la casa y como muestra de agradecimiento, regalaron a los dueños la imagen milagrosa de la Purísima Concepción, actualmente patrona del municipio.




En cuanto a sus tradiciones gastronómicas cabe destacar: el cocido de pulpo, donde se sustituye la carne por pulpo de roca. Benissa, al igual que su entorno combinado por mar y montaña, mezcla las especialidades típicamente marineras con las rurales, de ahí su extenso y variado repertorio gastronómico: cazuela de melva, "cocas al horno" o "sangre con cebolla" .



Una de las riquezas gastronómicas por las que es conocida Benissa es por sus embutidos, los mejores de la Marina Alta. Vinculados a la uva, en Benissa se puede degustar dos tipos distintos de caldos, el moscatel y la mistela.

Por cierto que si queréis degustar sus riquísimos productos de panadería y pastelería para recuperar la energía después del paseo os recomiendo el Form La Purísima en la calle la pusísima 42 , gran surtido, rico y muy buena atención.



Si te ha gustado COMPARTE, si quieres conocer nuevas rutas SÍGUEME-
¡Nos vemos en la siguiente historia!


Fuentes:
Wikipedia
Ayuntamiento Benissa
Benissa.net
Hispavista turismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario