jueves, 26 de octubre de 2017

QART HADASHT

Va a ser difícil explicar lo que sentí al visitar esta ciudad, que me maravilló desde el primer paso.

A la vista de un fin de semana aburrido decido buscar una alternativa cercana a donde resido, reservando en AirBnB (en esta ocasión fue la mejor opción) el nombre del anfitrión Qart Hadasht lo cual me intranquiliza por unos segundos porque pienso que es extranjero ¡Que ignorancia la mía! Pues
el chico era un estudiante de historia que se había puesto de alias el nombre antiguo de la preciosa ciudad de Cartagena -Murcia.

Fue tan amable que nada más llegar me dió una clase acelerada de historia de la ciudad y todo lo que podía visitar (claro que yo con mi memoria de pez nada más terminar lo olvido) la cuestión es que se me hace tarde para salir esa noche así que decido quedarme a descansar mientras echo un vistazo al mapa que me ha dejado (con derecho a vuelta) y algunas consultas a "san google" desde el móvil.

Por la mañana me pongo en marcha, descubriendo por las calles San Diego, Duque y Cuatro Santos hasta llegar al centro de la ciudad, cantidad de edificios interesantes, además del Decumano Maximo.

Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, de 1606.  En 1926,  se demolió  la
fachada y se construyó la que existe en la actualidad de estilo neorománico
por el arquitecto Victor Beltrí.
Los Arquitectos Lejárraga, Cánovas - Maruri - Amann, se centran principalmente
en  reponer  un  recorrido que  quedó dividido cuando se realizó esta calle,  por lo
que para resolverlo se construye por un lado, una torre-ascensor de 45 m de altura
que comunica  la  calle  Gisbert  con el Castillo de la  Concepción a  través de una
pasarela  y  por  otro la  urbanización y acceso  desde la  calle  Gisbert al  resto de
edificios lugares arqueológicos, que quedaban al otro lado de esta arteria.


Casa Aguirre, domina en la construcción la torre rematada por una brillante cúpula.
A  partir  de ella se despliegan dos  fachadas decoradas con  motivos  cerámicos  de
aire rococó. Sede del Museo Regional de Arte Moderno.
Edificio en la Plaza de la Merced
 
Plaza de la Merced

Edificio en la calle Duque
Edificio en la calle Cuesta de la Baronesa
Palacio Consistorial, edificio de construcción ecléctica con las fachadas
diferentes entre si. Visitarlo solo cuesta 1€. En la entrada de esta fachada
se encuentra la oficina de turismo.
Palacio Pascual de Riquelme,  fue renovado en 1.908  por el arquitecto T. Rico 
Valarino, destaca en su fachada las molduras mixtilíneas que lo rematan, propias
del  modernismo  catalán, así como la cúpula de zinc con la que se  cubre uno de 
los ángulos. Este edificio da  acceso al Museo del Teatro Romano,  se articula en
dos  edificios distintos unidos  por un corredor  subterráneo arqueológico bajo la
Iglesia de Santa María la Vieja, convirtiendo el Teatro en la última y más notable 
pieza del Museo.


Después de abrir boca con estas fotos, un poco de historia no vendría mal para comprender mejor la importancia que tuvo y las huellas que han quedado de aquel pasado.

En 227 a. C., Asdrubal el Bello fundó la importante ciudad y base naval de Qart Hadasht (significa nueva ciudad), que los romanos llamarían posteriormente Carthago Nova. Fue un político y general cartaginés (ca. 270-221 a. C.), yerno de Amílcar Barca y gobernador de Iberia a la muerte de éste.


Cuando aún no habían pasado siete años desde la muerte de Amílcar, Asdrúbal el Bello fue asesinado en 221 a. C., a manos de un esclavo del rey celta Tagus, que vengó con este acto la muerte previa de su señor. El sucesor de Asdrúbal el Bello sería su cuñado e hijo de Amílcar, Aníbal Barca.

Anteriormente a Qart Hadasht existio un asentamentiento ibérico o tartésico, tradicionalmente identificado como Mastia, que es el nombre de una antigua etnia ibérica, perteneciente a la confederación tartésica, situada en el sureste de España  y que tradicionalmente se ha asociado a la ciudad de Cartagena, sobre todo a partir del análisis de la fuentes clásicas que a comienzos del siglo XX realizó el alemán Adolf Schult

La ciudad conoció su apogeo durante época romana, con el nombre de Carthago Nova, época en la que fue capital de provincia tras la división administrativa de Diocleciano. Tras la desaparición del imperio romano, Cartagena, con el nombre de Carthago Spartaria, formó parte de los dominios bizantinos en la península ibérica, de la que fue uno de sus más importantes ciudades y acaso su capital, resultando destruida tras su toma por los visigodos.

Foro Romano en el barrio del Molintete

Foro Romano

Casa de la Fortuna, llamada así porque en la entrada de la casa hay en el suelo un mosaico
que reza: "fortuna propitia" que  era  un saludo de bienvenida.

Impresionante!!! después de haber estado en Grecia, Roma e incluso Cartago os aseguro que pasear por estos restos tan bien conservados emociona. Es obvio que hayan conseguido ser premiados, aunque está claro que el hecho que hayan pasado tantos siglos bajo tierra y que sea ahora en "la  era de la tecnología" cuando salen a la luz les ha facilitado el trabajo. Pero hay algo, que es innato y merece un reconocimiento especial, el personal tan agradable y bien formado que hay en cada uno de los monumentos.



Cartagena entró en un periodo de decadencia que no fue revertido hasta bien entrada la edad moderna. A partir del siglo XVI se potenció el papel militar de Cartagena debido a la importancia estratégica de su puerto, y en el siglo XVIII se convirtió en capital del Departamento Marítimo del Mediterráneo.

Submarino Peral
Casa natal de Isaac Peral inventor  del  primer submarino torpedero.
Es curioso que esto no venga en ninguna de las guías que me dieron
en  turismo  y  que  encontré  por  casualidad  paseando  po r la zona
buscando  otra  cosa  en google.

En el siglo XIX, incluida en la región de Murcia desde 1833, vivió las vicisitudes del sistema liberal español con episodios como la insurrección de 1844 o la rebelión cantonal de 1873.

Desde finales del siglo XIX y durante el siglo XX, la economía de Cartagena se basó en la explotación del cinc, plata y plomo de la sierra minera, y también en la explotación del sector químico (sulfuro, abonos fosfatados y explosivos). 

En la actualidad, agotados los filones mineros, Cartagena vive principalmente de la construcción y reparación naval, el refinado de petróleo y la exportación de aceite de oliva, frutas, cítricos, hortalizas, esparto, vino y productos metálicos. Así mismo, es una de las principales bases navales del país, junto con Rota y Ferrol

Es también un emergente destino turístico gracias a su patrimonio histórico-artístico, que abarca de vestigios de época cartaginesa, romana, bizantina.

Restos de la antigua muralla cartaginesa que se situaba a la entrada
de la ciudad, y  uno de los escasos yacimientos púnicos localizados 
en la península ibérica.
Edificaciones de carácter militar de época moderna y contemporánea, así como con edificios neoclásicos y modernistas.

KM 630 de la ruta europea del modernismo 

Casino, portada dieciochesca, en el interior destaca el patio rodeado
por la galería del primer piso.  La decoración  y el mobiliario son de
estilo modernista. 
Gran Hotel, edificio con influencia del modernismo vienes y frances. 
Sus dos fachadas convergen en una rotonda rematada por una vistosa 
cúpula. 
Casa Maestre, un poco escondida en la plaza San Francisco, las fotos no hacen justicia
a la belleza  y  tamaño de este edificio. Está  inspirada en la casa  Calvet  de  Gaudí, con 
reminiscencias barrocas en las que destacan los adornos rococó.
Casa Cervantes, destaca por sus dimensiones sobre los demás edificios modernistas
situados en  esta   misma calle  Mayor.  La  fachada  incorpora  los  típicos miradores
blancos cartageneros.
Casa Clares, en  la calle  Aire  esquina  Cuatro  Santos.  En  la  fachada  destacan 
la cornisa, vidrieras, detalles florales y los capiteles de la planta baja. Modernismo
puro.

El Museo Nacional de Arqueología Subacuática, merece no solo ser mencionado si no visitado, yo tuve la suerte de asistir el día y la hora en la que el músico Pedro López Campos daba micro-conciertos de flauta en su interior, lo cual hizo que la visita fuera extraordinaria.

El arco cronológico de los objetos procedentes de excavaciones arqueológicas subacuáticas
abarca  más  de 2.500 años, del  s.VII a.C. al s. XIX  d.C. La  última  colección incorporada
a  la  exposición  exhibe  parte  del  tesoro  de  la  fragata  Nuestra  Sra. de  las  Mercedes 
compuesto por más de 650.000 monedas de oro y plata.

En el ámbito cultural es conocida por sus fiestas mayores de Carthagineses y Romanos y las procesiones de Semana Santa, estando declaradas ambas de Interés Turístico Internacional.

Cartagena también posee un litoral idóneo para realizar rutas de senderismo desde donde se pueden disfrutar unas increíbles vistas que mezclan el azul del mar, con el ocre de la arena de la playa, el verde de la vegetación y el negro de sus montañas.



Otro atractivo de esta ciudad es su rica gastronomía procedente de la excelente huerta murciana y del mar que la baña. El principal plato de pescado de Cartagena es el caldero: arroz, pescado de roca y dorada o mújol, todo ello con alioli. Como el que me sirvieron en el Restaurante Mares Bravas en Cala Cortina mientras me preparaban el plato que había solicitado y que se demoraba. Así como las riquísimas tapas con verduras que preparan en Las Termas del Pincho, en lugar por cierto con mucho encanto, decoración y atención excepcional.

Cala Cortina
Las Termas del pincho, donde deguste una riquísima y diferente alcachofa rellena 
o el timbal de berenjena y queso de cabra de la foto.
Esta fue mi visita a una ciudad muy conocida en la que nunca había estado y que supero todas mis espectativas. Me he emocionado pisando lugares históricos muy bien conservados, me he quedado con la boca abierta con los innumerables edificios modernistas, la limpieza en sus calles, la amabilidad de sus ciudadanos y una gastronomía absolutamente de mi estilo.

No me puedo despedir sin hacer mención a otro edificio símbolo de la ciudad: la estación de ferrocarril. La provisional data de 1865, pero fue necesario someterla a reformas y ampliaciones, debido ante todo al incremento del trafico de mercancías aparejado a la minería y minerurguia locales. La novísima obra  de 1903 , va a ser una referencia crucial en el ensanche de la ciudad. El autor del proyecto, Ramón Peironcely. No es fácil encuadrar estilísticamente el edificio, que Mercedes López inscribe en la tendencia "ecléctica del más puro academicismo, en el que caben destacar elementos modernistas tan en boga por esas fechas en la zona levantina y toda la parte mediterranea".

Del exterior destacan las puertas de hierro y columnas, la marquesina y la ventana termal. en el interior se conservan las taquillas, los marcos de factoria, el techo de casetones y la lámpara.


Esto solo ha sido una muestra de lo mucho que hay en Cartagena, Carthago Nova o Qart Hadasht.


Si te ha gustado COMPARTE, si quieres conocer más rutas SIGUEME
¡Nos vemos en la siguiente historia!


300x250_Costas_Campaña


Referencias:
Wikipedia; teatroromanodecartagena.org; cartagenapuertodeculturas.com; tesoros de España,tomo 5 (espasa); sandiegocartagena.com.

Enlaces:
regionmurcia.com;wikipedia;abc.es;maresbravas.es;grupopinchodecastilla.com;pedrolopezcampos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario